Serpiente Verdiamarilla

Serpiente Verdiamarilla

-La culebra verdiamarilla es un ofidio 009961_CULEBRA_VERDIAMARILLA_-_Coluber_viridiflavus_Jose_Luis_Rodrguez
de tamaño medio que alcanza entre 1.000 y
1.500 mm de longitud total cabeza – cloaca.
El cuerpo es largo y esbelto, igual que la cola,
hecho que le confiere una notable agilidad.
La coloración dorsal es negra o verde oscura
con pequeñas manchas amarillas en el píleo y
parte anterior del cuerpo. El vientre y los flancos son claros: amarillos, verdosos o blanquecinos. Algunos ejemplares son mucho más oscuros o melánicos. En los juveniles destaca la presencia de un manifiesto contraste en la cabeza con machas oscuras y bien delimitadas por gruesas líneas amarillas que dibujan un diseño muy simétrico a ambos lados de la cabeza. Los machos son mayores que las hembras aunque presentan un número de escamas ventrales menor. Los machos también tienen mayor número de escamas subcaudales debido a la presencia de los hemipenes y músculos retractores en la base de la cola.

-La culebra verdiamarilla se encuentra en la mayoría de los países europeos bañados por el Mediterráneo occidental: Francia, España, Andorra, Suiza, Italia, Eslovenia y Croacia. También está presente en algunas de las grandes islas del Mediterráneo occidental como Malta, Córcega, Cerdeña, Sicilia y un buen número de pequeñas islas e islotes. En España su presencia se restringe a la cordillera pirenaica y sus estribaciones prepirenaicas, con una distribución altitudinal muy amplia, desde los 100-200 m en los extremos pirenaicos hasta los 1.900 m en el Pirineo Central. Su distribución peninsular está constituida por dos núcleos pirenaicos, uno oriental y otro occidental, separados por un hiato de unos 80 km en la franja oriental de Navarra y la franja occidental de Huesca Ambos núcleos se mantienen conectados gracias a la distribución continua de la especie en la vertiente norte de los Pirineos en territorio francés.

-La culebra verdiamarilla prefiere hábitats abiertos y en mosaico con presencia de zonas pedregosas y matorrales bajos dispersos. Por el contrario, suele evitar los ambientes excesivamente uniformes como extensas masas forestales o grandes extensiones pratícolas. En la Península Ibérica ocupa preferentemente los fondos de valle en las zonas más altas del Pirineo. Puede ocupar zonas de matorral, zonas pedregosas, muros de piedra asociados a zonas herbáceas, zonas degradadas y antrópicas o bosques abiertos de todo tipo como por ejemplo bosques mixtos, robledales, pinares, márgenes de hayedos o bosques de ribera. En las zonas antrópicas de algunos valles pirenaicos ocupa balnearios termales.

-Serpiente ovípara con frecuencia de reproducción anual. El período de cópulas es primaveral. Los machos rastrean a las hembras siguiendo estímulos químicos, aunque también siguen los rastros químicos de otros machos llegando a realizar combates rituales entre ellos durante el período reproductor. La espermatogénesis es postnupcial, y los machos utilizan en las cópulas primaverales los espermatozoides producidos al finalizar el período de cópulas del año anterior. La vitelogénesis es de tipo prenupcial, de modo que el desarrollo de los folículos se inicia tras la diapausa invernal coincidiendo a grandes rasgos con el período de cópulas. El tamaño de la puesta aumenta con el tamaño de la hembra, con puestas de 3 a 17 huevos.

-Es una especie diurna y termófila, cuya actividad se prolonga desde el inicio de la primavera hasta principios de noviembre, aunque con pequeñas diferencias según la climatología de cada zona. La hibernación se produce de manera solitaria o en pequeños grupos aprovechando galerías de roedores y muros de piedras. Ocupa ambientes mediterráneos, secos y soleados, pero en su distribución ibérica se halla en zonas montañosas y es más frecuente en las vertientes de solana y abundante en los alrededores de las estaciones termales. Su temperatura corporal óptima se encuentra alrededor de 30ºC, escogiendo los hábitats adecuados para mantener la temperatura por alrededor de este valor. Sus desplazamientos suelen ser circulares volviendo en horas o escasos días al refugio. Los desplazamientos y áreas de campeo son mayores en machos que en hembras, y más largos durante la actividad reproductora y de caza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s